BUSCAR en este Blog

domingo, 21 de junio de 2015

John Kaminski - Dientes de Leche



     La parte 73 de la serie de artículos What's That Ticking Sound, que se encuentra en el sitio johnkaminski.info del escritor estadounidense, es el siguiente texto que presentamos en castellano.


DIENTES DE LECHE
por John Kaminski
3 de Noviembre de 2011


¿Podemos cambiar con el tiempo para impedir
que la tecnología esterilice el futuro?


     El gran mago blanco Rudolf Steiner enseñó que los niños simplemente no están equipados para aprender antes de la pérdida de sus dientes de leche en lo que solía ser alrededor de los siete años, pero que ahora es alrededor de los cinco. Steiner, fundador de las ciencias de la Antroposofía y la agricultura biodinámica, escribió en 1906:

     «Alrededor del séptimo año el ser humano realmente nace una segunda vez; es decir, nace su cuerpo etérico para liberar la actividad, tal como su cuerpo físico al momento del nacimiento físico».

     Steiner comparó la liberación del cuerpo etérico, dada a entender por la pérdida de los dientes de leche, con prender un fósforo.

https://anthromama.wordpress.com/2008/06/20/teeth-and-rebirth/

     Los defensores del sistema de educación Waldorf que él fundó dividen el desarrollo de un niño hasta sus 21 años en tres secciones de 7 años: imitación, imaginación y juicio, habiendo determinado que antes de los siete años ciertas cosas simplemente no pueden ser aprendidas por los niños.

http://www.whywaldorfworks.org/02_W_Education/child_development.asp

     Todo esto me hace pensar en esta especie humana en su conjunto que, durante todo el tiempo de su existencia, ha rechazado crecer.

     De acuerdo con la sabiduría, consagrada por el tiempo, del filósofo pagano Hermes Trismegisto —"Como es arriba, es abajo"— y usando una especie de psicoanálisis fractal, pienso que este principio de que todo ocurre en su tiempo apropiado, cuando los seres están listos a enfrentarse con ello, independientemente de lo que resulte ser la siguiente gran expansión de la conciencia, le está sucediendo ahora a la raza humana entera.

     Como un pollo bebé que batalla por salir de la cáscara, los humanos están demoliendo viejas patrañas, viendo los mitos como lo que realmente son, y enviando al basurero de la Historia todas las formas de propaganda que se enmascaran como la verdad.

     Huelga decir que esta batalla realmente no está siendo ganada. Para la mayoría de la gente, el deseo de no desviarse demasiado lejos de la manada les impide decir la verdad que ellos realmente sienten dentro suyo. Después de todo, ¿qué pensarían los vecinos?.

     Lo cual sigue adecuadamente a un sueño reciente y vívido que tuve y que nunca olvidaré. Lo llamo "Jesús en el torniquete". Fue más o menos así:

     Jesús estaba de pie ante un torniquete, con los brazos extendidos, suplicando a una multitud grosera que se apresurara en pasar al otro lado. El lugar parecía un sitio horrible, como la estación de ferrocarril de Hoboken en la hora punta.

     Incluso su palpitante corazón rojo era visible por entre su camisa, y su halo emitía rayos divinos en todas las direcciones. "¡Esperen!", gritó él. "¡Tomen nota de sus almas eternas!".

     Pero nadie prestó atención, y todo lo que podía escucharse era la prisa de la muchedumbre y el golpetear de los torniquetes. Finalmente, una persona, que resultó ser un agradable hombre judío del Bronx, se detuvo y lo puso al tanto.

     "¿Qué necesitamos con un alma si tenemos la tecnología para vivir para siempre?", explicó él a Jesús. "Vamos todos a ver a Ray Kurzweil y a conseguir nuevos cuerpos, a transmutar nuestra inteligencia en ellos, y a vivir para siempre".

     Ray Kurzweil, usted puede recordar, es el gurú de la Inteligencia Artificial que predice que todos los atributos humanos que ocurren naturalmente serán sustituídos por mecanismos creados por la Inteligencia Artificial hacia 2045 (www.kurzweilai.net). Más aterrador que esto es su noción de la "niebla de utilidad", cuando todo lo que es tocado por nanopartículas inteligentes repentinamente se animará a sí mismo. Ésta es la versión de Dios del señor Kurzweil, y él la está creando, planeando extenderla por todo el universo.

     O quizá debería decir que él la ha creado ya y que es sólo cuestión de tiempo —y no mucho— cuando su visión probablemente se hará realidad. Esto es realmente un genio que una vez que ha salido de la botella no puede ser encerrado de nuevo. Y por lo visto, está fuera. Hace que todos esos argumentos sobre política y religión parezcan triviales.

     Kurzweil es el autor de una serie de libros fascinantes; entre ellos, "Fantastic Voyage: Long Enough to Live Forever".

     Esto es el último sueño humano. De ser ofrecido a alguien, Jesús no tiene ninguna posibilidad. Pero si esto realmente se convierte (o si realmente ya se ha convertido) en la realidad, ¿la Humanidad ignorará su necesidad previamente importante de un alma? (No, no haré una digresión en cuanto a que éste es el mismo modo en que Jesús consiguió su poder en primer lugar).

     Ciertas otras preguntas pueden ser hechas en esta encrucijada, tales como: ¿ya no sería relevante nuestra aparente necesidad de tener una conciencia?; ¿por qué tratamos de hacer el bien?; ¿entonces seremos recompensados después de que muramos?; pero, ¿y si no morimos?.

     Y luego viene la píldora más amarga de tragar. La red de protección que pensábamos que teníamos se ha vaporizado de repente.

     Los mitos por los cuales intentamos contestar estas preguntas no son sólo conocidos por ser copias falsas de religiones más antiguas, sino que ellos han sido demolidos como fabricaciones fantásticas por todo género de disciplinas científicas, principalmente por la Arqueología y por el descubrimiento en este planeta de civilizaciones más tempranas sobre las cuales no tenemos casi ningún conocimiento.

     Uno sólo tiene que revisar el artículo "La Torá Egipcia" del doctor Ashraf Ezzat para comprender que los principios más importantes tanto del cristianismo como del judaísmo fueron robados en su integridad de la antigua religión de los "faraones", siendo así la supuesta "divinidad" de todos esos salvadores y santos sólo palabrería propagandística en la batalla por la mente humana.


     Ezzat escribe:

     «En un libro de instrucciones, Amenemhat, un rey egipcio, aconsejó a su hijo, Sesostris, que alcanzara las cualidades más altas, porque tras su muerte él vería su vida entera en un solo instante, y su desempeño en la tierra sería examinado y evaluado por los jueces. En años recientes, numerosos libros han abordado las experiencias cercanas a la muerte de muchas personas. En este fenómeno, se ha reportado que el ver el período de vida entero de la persona en un instante es un tema recurrente para todas las personas que han tenido experiencias de casi-muerte. La muerte no es el final sino que más bien es un estado de transición. Tal experiencia concuerda exactamente con la creencia de los egipcios del proceso del más allá, que comienza con el Día del Juicio donde la vida de la persona es evaluada».


     «Esta detallada escena, del Papiro de Hunefer (ca. 1375 a.C.), muestra el corazón de Hunefer siendo pesado en la balanza de Maat contra la pluma de la verdad por Anubis con cabeza de chacal. Thoth de cabeza de ibis, el escriba de los dioses, anota el resultado. Si su corazón es más ligero que la pluma, a Hunefer se le permite pasar a la vida futura. Si no, él es comido por la devoradora criatura quimérica en espera Ammut, mezcla de cocodrilo, león e hipopótamo.

     «Los antiguos egipcios fueron los primeros en creer en un Día del Juicio. Según los rituales registrados, el espíritu del fallecido negaba haber cometido ninguno de los pecados/faltas ante su juez asignado, recitando las 42 confesiones negativas (análogas a los famosos Diez Mandamientos).

     «Muchos historiadores y egiptólogos creen que los Diez Mandamientos fueron transcritos por los israelitas desde estas confesiones negativas egipcias que vienen de El Libro de la Aparición del Día (común e incorrectamente conocido como El Libro de los Muertos).

     «En el juicio de los muertos el corazón, como una metáfora de la conciencia, es pesado contra la pluma de la verdad, para determinar el destino del difunto».

     De esta manera, ¿qué significa esto para todos aquellos miles de millones de personas que aceptaron a los dioses cristianos y vivieron sus vidas según aquellos preceptos?. Para los muertos, esto no significa nada. Para los que están vivos, esto significa que ellos han sido engañados, no por la práctica de la absolución y el perdón, sino por los falsos nombres e historias. ¿Quién confiaría su alma eterna a un mentiroso conocido? Sólo alguien que haya sido lavado de cerebro.

     Y esto es lo que está yendo en declive: la infalibilidad papal y la distorsión judía de la Historia, que comenzó cuando los hebreos, conocidos entonces como hicsos, llevaron plagas y miseria a un pueblo inocente conocido como los egipcios, tal como ellos lo están haciendo hoy, usando a sus delegados zombies entre los militares estadounidenses para explotar y matar a pueblos menos aventajados. Hemos tenido tres mil años de esta mierda. Es suficiente.

     Pero ¿qué permanece más allá de todo esto, más allá de todas las excusas demenciales para el secreto del Gobierno que parecen para todo el mundo exactamente como los secretos que los hombres santos guardan acerca del dios que nadie realmente ha visto alguna vez —nunca— revestido de carne, salvo en ilusiones auto-impuestas?.

     ¿Es el futuro una elección entre Jesucristo y Ray Kurzweil?.

     ¿O se equivocan ambos acerca del deseo de vivir para siempre?.

     Ha sido durante mucho tiempo mi opinión, que he expresado repetidamente a través de los años, que ninguna criatura en el universo vive para siempre. Las estrellas pueden vivir durante miles de millones de años más allá de nuestra comprensión, pero no para siempre. Por lo tanto, aspirar a la vida eterna es ir en pos de algo que no existe, que me parece que garantiza la inevitable corrupción por tratar de imponer tanto una mentira como una imposibilidad. Creo que ésta es la causa de la probablemente inminente destrucción de la especie humana, sólo que no pensé que vendría en la forma de la ciencia predominante.

     La única cosa que sé acerca del para siempre es que sin ello, la posibilidad del amor no existe. La muerte es para siempre; la vida es sólo durante un poco tiempo.

     Usted debe escoger. Vida eterna sin amor, o este caos en que estamos ahora.

     Y si usted es uno de aquellos fríos racionalistas que piensan que pueden vivir sin amor, usted podría considerar que aquellos que decidieron vivir sin amor crearon este caos en el que estamos ahora.

     Tal como la caída de los dientes de leche, el tiempo es apropiado para que la Humanidad deseche todas estas psicosis ilusorias y comience a construír un mundo más sano. Los granos de divinidad dentro de nosotros que perciben que toda la vida está atareada con ayudar a quienquiera y a cada cosa que ellos puedan, son infinitamente preferibles a los nano-monstruos judíos que invaden el universo con su idea de una iluminación explotable. Incluso así, ése es el futuro que enfrentamos, y es demasiado tarde para detenerlo.–


No hay comentarios:

Publicar un comentario